domingo, 4 de marzo de 2018

Sobre la "escasez" de respeto a la Medicina Familiar y Comunitaria


El 20 de febrero se publica en el Diario de Sevilla una tribuna firmada por el Dr. Carlos Velázquez, vicesecretario del Colegio de Médicos de Sevilla y cirujano cardiovascular. En ella, entre las medidas para reducir la falta de médicos (cuestionable, por otra parte), sugiere que para acceder a la formación de Medicina Familiar y Comunitaria (MFyC) se establezca una vía paralela al MIR.

El 2 de marzo, EIRAljarafe da cuenta de esas opiniones, se genera una lluvia de comentarios en las redes sociales, y el 3 de marzo el Colegio publica una nota aclaratoria por la misma vía, en la que vienen a decir que, sin menospreciar al MIR de MFyC, se valoren otras opciones y se debata.


--


Ni la tribuna ni su nota aclaratoria deja en buen lugar a la labor realizada por los médicos de familia ni el conocimiento que de ésta tienen quienes las redactan. Dan la impresión que para ser médico de familia se necesita menos formación que para cualquier otra especialidad.

Ante la falta de médicos ¿Una vía alternativa al MIR para formarse y ejercer? ¿sólo en Medicina de Familia? A un cirujano cardiovascular querría yo ver tratando la incertidumbre de los múltiples síntomas del paciente, entrevistando, explorando y valorando múltiples pruebas, acordando con el paciente la mejor forma de cumplir el tratamiento y saliendo a la calle para manejar el efecto del entorno en su salud.

¿Y por qué no proponer este conato de minimédicos para todas las especialidades? ¿Qué problema hay en que, una vez acabada la carrera, haga un máster de 2 años de minicirujano y sólo me dedique a la cirugía coronaria?



La "escasez" de médicos no se soluciona minusvalorando la función de los médicos de familia, que más cerca y más accesibles están para el paciente. Una Medicina de Familia fuerte, una Atención Primaria relevante, son esenciales para un Sistema de Salud eficaz y eficiente y para responder a las necesidades reales de salud de la población.

Entiendo que uno de los objetivos de la tribuna y nota es decir que "o hacemos algo o entrarán en el sistema médicos sin supervisión alguna". Pero la solución planteada es apostar por reducir la calidad del Sistema y de servicio al paciente. Bueno, de parte del Sistema, porque el problema también existe en otras categorías hospitalarias y no propone la misma solución para éstas.

Hace años que sabemos que una gran generación de médicos de familia entra en fase de jubilación (en 1978 se creó la especialidad) y sin embargo las plazas MIR de MFyC no aumentan su proporción. Hace años que vemos cómo médicos jóvenes emigran a otros países y sin embargo no se mejoran las condiciones laborales en origen. Peleemos los médicos por que se de solución a estas dos cuestiones. 

Unámonos en defender lo óptimo en lugar de claudicar y dar por bueno retroceder 40 años.

Podéis enviar vuestros comentarios al Colegio de Médicos de Sevilla en su perfil de twitter o en su web aquí (aunque, o no hay comentarios, o no se publican automáticamente en fin de semana o no los están aceptando).


Adenda 5/3/18
El autor de la tribuna realiza el 4/3/18 a las 22.02h una rectificación sobre su reflexión, destacando la equiparación de especialidades y la vía MIR para la consecución de MFyC.

page1image54248

6 comentarios:

  1. Esta claro que no sabe de lo que habla. Asi nos va.

    ResponderEliminar
  2. Hay un rectificación del autor y del Colegio en twitter.
    https://twitter.com/cvelazquezCCV/status/970404116588572672

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Actualizo la entrada y difundo. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. A mí no me parece tan óptimo el sistema MIR en cuanto a la formación de Médicos de Familia y creo que es mejorable. En concreto, creo que son excesivos los tiempos de hospital y urgencias, que finalmente terminan utilizándose para cubrir puestos hospitalarios y formar "urgenciólogos". En mi opinión cuatro años de Medicina de Familia también son exagerados y más si los sumamos a los seis años de Facultad, de la que creo nos sobran la mitad, al menos. Creo que los tutores de medicina de familia podemos formar médicos de familia sin tanta estancia hospitalaria y guardias y sin tantos años de facultad. Por último, a mi me gustaría que cualquier médico de cualquier especialidad hospitalaria tuviera la visión y la formación de un médico de familia y luego que añadiera la suya propia. En definitiva, que todo es mejorable, incluido el sistema MIR y que no viene mal que debatamos sobre ello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Importante debate. En mis años como técnico de Unidad Docente también percibí las resistencias y la inercia de residentes y docentes a la formación basada en rotatorios y no en adquisición de competencias. Era una lucha no ceder ante las peticiones de rotatorios por ese o aquel servicio, pues no se llegaba a entender que las competencias se adquirían en otras estancias.

      Eliminar
  4. Fui residente de familia en Sevilla, h Macarena. Trabajo en c salud donde hay residentes (ni soy tutor). Encuentro que sigue igual de mal que entonces: el residente es mani de obra barata, se le pone una cadena de año y medio de pasar consulta, mientras que su tutor muchas veces es sustituto gratis de tido aquel compañero que falta. Este estado real sólo se suple por la fuerte voluntad de algunos tutores que sin capaces de imponerse a la dirección y lograr que su residente pueda asistir a cursos/rotaciones interesantes, defendiendolo de los directivos. Y desde luego las unidades docentes en geral brillan por su ausencia. No se molestan en ver la realidad muchas veces. Por ejemplo, donde estoy hay 1 sesión a la semana, y en el cs de camas, donde fui residente, teniamos 4 sesiones a la semana, un tutor, un residente, un especialista hospitalario, y otra especial.

    ResponderEliminar