sábado, 31 de diciembre de 2011

Hoy una paciente me ha dado las gracias

Son las 8´20. Acabo de volver de una guardia. "Urgencias" de mocos, dolores de garganta, molestias en el hombro...no sé cuánto aguantará esto.

Pero el caso más importante lo he tenido al llegar a casa. Todo en silencio, camino despacio por el pasillo y en la habitación de nuestra hija un quejido.-Papi, me duele mucho el brazo. Ya nos conocemos; Un suave masaje, unas caricias, mucho mimo y listo. - Papi, gracias por curarme.

Lo mejor de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario